Proteína isolada

Comparte si te gustó:Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

La proteína isolada o aislada es la más pura que se puede conseguir, alcanzando una pureza aproximada del 85-90 %. De este modo, se consigue una proteína prácticamente libre de otros compuestos como las grasas, los hidratos de carbono o incluso la lactosa.

Su filtración no es tan rápida como la de la proteína hidrolizada. Sin embargo, su pureza hace que sea ideal para aquellas personas que intentan perder peso o eliminar grasa corporal. También es una solución para las personas intolerantes a la lactosa que busquen una opción saludable para aumentar su contenido d eproteínas.

Esta proteína se extrae normalmente del suero de la leche, el cual se extrae a su vez de la leche al hacer queso. Seguro que habéis visto suero de leche alguna vez, se trata del líquido transparente turbio que aparece a veces en la parte superior de los yogures. Sin embargo, el contenido en proteínas de este suero es de aproximadamente un 1% y el resto agua, por lo que para obtener la proteína isolada hay que someterlo a un proceso de microfiltración que elimine el agua. Dependiendo del grado de filtración, se obtendrá una pureza de proteínas bajo (proteína concentrada) o alto (isolada). Si a continuación se somete la proteína a un proceso extra para romper los enlaces y dejar los aminoácidos puros, se tendrá proteína hidrolizada.

proteina-isolada

También es posible obtener proteína isolada de soja siguiendo un procedimiento muy similar con la leche de soja. Se trata de la opción ideal para personas veganas o simplemente una opción distinta para probar, ya que como hemos dicho la proteína isolada de suero de leche tiene un porcentaje casi nulo de lactosa, por lo que no es ningún problema para intolerantes a la lactosa a no ser que su intolerancia sea muy muy grave. Existen también otras fuentes de proteína isolada como la carne o el arroz, pero son casos minoritarios en el mercado.

Al tener cadenas más grandes, la proteína isolada no se recomienda para tomar después del ejercicio, puesto que su absorción será más lenta y no se obtendrán los resultados deseados. Para estos casos es mejor utilizar la proteína hidrolizada. En cambio, la proteína isolada es perfecta para tomar durante el desayuno o como sustitución de la cena, ya que de esta forma las proteínas se absorberán a lo largo de todo el día/noche poco a poco.

Comparte si te gustó:Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *